El Cuarteto Bonavena está formado por Sergio Martín Rodríguez en guitarra, voz, arreglos y composiciones, Nicolás Plácido en bandoneón, Pablo Manccini en viola y Federico Núñez en clarinete bajo. El 22 y 23 de abril de 2017, grabaron en estudios Moebio su primer disco, Duelo Criollo. Cuarteto Bonavena tiene un canal de YouTube y Duelo criollo se puede escuchar en BandCamp. Nicolás Plácido respondió estas preguntas par Revista Paco.

¿Qué fue lo más difícil de entrar a grabar este primer disco?

Meterse en un estudio significa romper con la inocencia de la composición, es decidir enfrentarse materialmente con la música que hemos trabajado en abstracto durante estos dos años. Es darle cuerpo a los temas. Duelo criollo implicó ese riesgo y esa aventura. Sabíamos que hay cosas que se empezarían a develar en el estudio de grabación. De esa manera terminamos de delinear la estética definitiva, que luego quedará férrea e inmutable en un disco. A partir de ese momento pasas a hacer un actor secundario de tu propia música. Un oyente más. Grabar significó poner a prueba la teoría de nuestra propia estética.

¿Cómo llegan a esta formación de cuarteto con clarinete bajo y viola en vez de violín?

Lo que nos sedujo en primer momento, era proponer una alternativa a la estructura tradicional del tango para transmutarla en algo distinto. Si bien ya fue explorado por Pugliese o Salgán​ y también por agrupaciones actuales, agregar un clarinete bajo nos permitía ampliar el universo sonoro del tango. Podíamos conseguir de esta manera registros melódicos versátiles. El clarinete bajo nos daba la posibilidad de ser tanto la voz principal como el bajo: El sonido que es figura puede ser fondo en el siguiente compás. Con la viola también buscábamos un tipo de novedad. Este instrumento brinda un sonido mas oscuro que el violín. Se trata proponer nuevas formas de escuchar la música.

El disco está en género, incluso es bailable. ¿Por dónde pensás que viene la evolución del género?

Hoy el tango es uno de los capitales culturales que tenemos en nuestro país. Somos parte de una generación que vio renacer una estética en decadencia. ¡Queremos poner en marcha la vieja maquinaria tanguera! Hay músicos excelentes que se han interesado por el tango. Hay muchísimos bandoneonistas de primer nivel. Hay academias porteñas y del interior que enseñan bandoneón. Hay compositores que abrevan en distintos lenguajes para escribir tango, desde técnicas extendidas de la música académica contemporánea hasta elementos de la murga porteña. Hay también compositores influenciados por el tango que componen otros lenguajes. Todo esto hace que lleguen a la milonga expresiones nuevas y muchas veces son muy bien recibidas por los bailarines y oyentes.

¿Qué grupos y músico del tango y fuera del tango seguís hoy?

De los años 2000 nos gusta la Fernandez Fierro, La guardia Hereje, El arranque y Alfredo “Tape” Rubín. De los que tocan ahora, nos gustan mucho algunas formaciones con las que hemos tenido el orgullo de tocar como Trio Cañon, 34 Puñaladas y Derrotas Cadenas./////PACO