Cine


QSVT, el 2001 en el cine

.

Disponible en Vimeo y en Amazon, QSVT, la película del cineasta argentino Eduardo Linares Dahl, es un testimonio único sobre las asambleas de 2001.

¿Cómo fue tu 2001 y cómo decidiste hacer una película sobre la base de esa experiencia?

En esa época vivía cerca del Centro, miraba por televisión cómo se estaba reprimiendo en Plaza de Mayo. Una escena muy fuerte, cuando pasan los caballos por encima de las Madres de Plaza de Mayo, me decide a ir: me cargo una mochila con agua, limones -se usan para repeler los gases lacrimógenos -, piedras, un pañuelo para la boca, que mojado sirve también para respirar bajo los gases y voy. Participo de esas jornadas históricas, muy de cerca, desde dentro, tirando piedras a las tanquetas de la Federal. Pura reacción visceral. Eso fue el 20 de diciembre, la caída de Dela Rúa. Luego de la elección de Duhalde, el 2 de enero, estoy en casa de una mujer que ahora es mi mujer, en Palermo, empieza un nuevo cacerolazo, salimos a la calle, vamos caminando desde Córdoba y Bustamante, hacia una zona en donde ardían gomas, en Córdoba y Mario Bravo, ahí se forma una asamblea, de forma espontánea. Luego milito casi todo el 2002 con las asambleas, desde esa esquina.

¿Y cómo seguís?

Intento de forma independiente organizar el MAP -Movimiento de Asambleas Populares-, en un encuentro que se organiza en Ciencias Sociales lanzo la propuesta del IV poder real, el de los ciudadanos de los barrios organizados hasta una Asamblea Nacional, eso es fuerte porque incluso el Toti Flores, que entonces militaba en la asamblea de Santa Fe y Coronel Díaz, hoy es senador nacional, consigue a Mario Cafiero para al encuentro, por el ARI, toda la izquierda había mandado oradores de esa línea, también la CTA, me acuerdo que el que había ido por el PC, Luis Burnasel, cuando termina el encuentro me dice aparte que ellos estaban en esta línea, que tenían 18 asambleas en Capital, cosa que no era cierta, nadie tenía ni una Asamblea, yo, menos. Mario Cafiero, asombrado por el tema de las Asambleas, se reprocha no haberse acercado antes, pero dice que va a proponer en el Congreso se las trae durante la ley de reforma política que termina instalando la antípoda, las PASO. Así y todo, Carrio forma con Luis Zamora y De Gennaro el “movimiento” Que se Vayan Todos luego del fracaso de la convocatorio de que hace CTA en la Iglesia de la Santa Cruz, luego de los asesinatos de Santillán y Kostecki, duran 45 días juntos.

  

¿En qué forma empieza a debilitarse toda la movida?

Los del MAP nos juntábamos los sábados en mi casa gente de 18 asambleas de Capital, pero no tenía futuro, faltaban cuadros, yo incluso era ninguneado de mala manera desde mi propia asamblea, ya se habían instalado un clima de derrota impuesto por el progresismo, la izquierda, el Frenapo-CTA, Autodeterminación y Libertad, de que las Asambleas no podían pretender la toma del poder, una castración alevosa era, pero bueno, fue lo que se operó, por acción, error u omisión, diríamos, por mala leche y sobredosis de estupidez e hijoputez… luego de los asesinatos de Santillán y Kostecki, con el llamado adelantado de elecciones de Duhalde, las asambleas ya no tienen tiempo real para articular una dirección política propia, el movimiento se aborta. Me dedico luego a la actividad comercial privada, pongo un restaurante, en el 2007 un compañero de la escuela de cine de Avellaneda, donde habíamos estudiado, se compra una cámara casi profesional, digital, me estimula para filmar un largometraje, ya nos estábamos volviendo viejos sin hacerlo…. así nace Qué se vayan Todos, QSVT, con cero recursos, pero el restaurante de base logística, que no era poco…

¿Qué oportunidad creés que perdimos en ese momento y por qué?

Un poco te lo decía recién: ya en febrero, Bonasso, que era agente de prensa de Néstor Kirchner para ese entonces, publica un librito, A dónde van las Asambleas, con la colaboración de intelectuales y ex cuadros de ERP y Montoneros, desde Rafael Bielsa a Luis Mattini, pasando por Stella Calloni, Juan Pablo Feimann, Leonarod Pérez Esquivel, Hernan Schiller, en donde lisa y llanamente decretaban el fracaso de las Asambleas, para ellos, el pueblo autoconvocado sí podía derrocar a cinco presidentes, pero no podía gobernar. Lo cierto es que en esa movida de las Asambleas, ellos se quedaban afuera, o cuando mucho iban a ser uno más… luego, el acoso de los aparatos del troskismo fue agotador, semana a semana, sobre todo el PO, pero el MST le seguía de cerca… Autodeterminación y Libertad, de Zamora, estaba en las antípodas, pero influenciado por el discurso del contrapoder del neomarxista John Halloway, insistían, junto con el progresismo, que si se tomaba el poder, “el poder te tomaba a vos”; eso lo repetía Alicia Dufour, una intelectual de nuestra Asamblea, docente de la UBA, onda Horacio González, no se le entendía una jota de lo que decía, que también había participado del libelo editado por Bonasso; ella sostenía que en las Asambleas del foro de Grecia, se les prohibía la palabra a los elocuentes, hasta eso llegaban… ya sobre el final, cuando todo era derrota y patetismo, me acuerdo una asamblea que se hace en otro lugar, sí, las asambleas ya no tenían nada que hacer e iban de visita, a tomar mate, una insiste con que eso ya pero lo más parecido a la masturbación, una psicóloga progre, que tejía croché, no me olvido más, cincuentona, dice ” y qué tiene de malo la masturbación”; ellos estaban ahí para eso, para impedir crecer a las Asambleas, después todos fueron funcionarios del populismo. Todos los aparatos quisieron colar con las Asambleas, incluso la Red Solidaria, Frenapo-CTA, más la infiltración de los servicios, notoria. Así, un movimiento de pinzas de izquierdas y derechas, las inmovilizó durante medio año, desgastándolas en debates y marchas absurdas, impidiéndolas concentrarse en un par de puntos, de ideas fuertes, revolucionarias, que ya, en su primer mes y medio de vida, se habían pronunciado. Néstor Kirchner es elegido por Duhalde, entre otras cosas, porque había reventado a palos el movimiento de las Asambleas en Río Gallegos y no se había enterado nadie, él admira eso… Duhalde, como toda la clase política, sentía pánico de las Asambleas, de hecho, al domingo siguiente de los asesinatos de Santillán y Kostecki, de alguna manera legitima sus muertes, relatando en un reportaje en Clarín, cómo en las asambleas piqueteras se invocaba la lucha armada -cosa que era cierta-, pero de forma artera y deliberada, no menciona el activismo de 350 asambleas que existían en todo el territorio nacional, en donde la lucha armada jamás había sido pronunciada.

Hablá sobre los “rechazos” que tuvo la película…

El filme fue rechazado en la versión número once, tanto por el Bafici, gobierno de Macri, como en el Festival de Mar del Plata, gobierno de Cristina. Abal Medina la tuvo un año en su escritorio, lo buscamos por apoyo, ni la miró. Es un filme políticamente incorrecto en serio, peligroso, porque desde el lenguaje del cine, expresa con profundidad, ideas que al sistema le dan terror, y no recurre al discurso delirante y violentista de los 70, le pasa por encima, esto, fácil de combatir para la derecha, los desarticula desde un lugar ideológico insoportable. Para peor, yo soy un tipo jodido, que en 1999 le hizo a Suar un juicio por plagio por el guión de Alma mía, dos años de juicio penal, querella criminal por defraudación, figura penal del plagio… Me peleé con el Grupo Clarín del 99 al 2001, juicio que no gano, pero tampoco pierdo, empato. Esto más mi militancia por la causa de Palestina, militancia histórica, que me pone en las antípodas del sionismo local hace que conseguir financiamiento o algún tipo de apoyo, sea casi una utopía. Néstor, mi representante en NY, me dice que me bajan el pulgar por ser un enemigo del sionismo de forma notable.

Tu formación política ¿cómo se fue armando? ¿Te autodefinís de alguna forma en particular?

Vengo de familias muy polítizadas, atravesadas por el drama de lo nacional, mi abuelo materno, Herbert Dahl, preso 25 años en Sierra Chica, por homicidio, era un anarquista que juntaba fondos para sus compañeros de la guerra española a punta de pistolas, metió la pata varias veces, metió la pata mal, nunca se consideró un preso político, se fumó la cárcel como un hombre. Mi padre, José Linares Benegas, estudiante de medicina en La Plata, era jefe de la Alianza de esa ciudad durante el 17 de octubre, participó luego de la fundación del Partido Laborista del cual Perón es sólo su afiliado número 1, no es autoridad partidaria, que eran cuadros dirigienciales del movimiento obrero, fue perseguido por Perón luego de la disolución del Laborismo en 1946, a meses de que lo llevaran al poder, para luego ser perseguido por los gorilas luego de la Liberadora…Por mi parte, tengo amigos troskos, también tengo amigos fachos, puedo charlar de forma inteligente con todos. Priorizo la calidad humana, las ideologías, los libritos, son todos buenos, son todos malos, en definitiva, la revolución hay que hacerla con todos juntos. Reivindico la Gesta de Malvinas, única bandera de unidad nacional, con el plus de que, según mi mirada, es una batalla por el petróleo argentino, Malvinas es la segunda reserva petrolera del planeta.

Y hoy ¿Cómo te sentís?

Va a sonar medio descarnado, pero a esta altura de mi vida ya no tengo sueños, me mueve la desolación, el pavor al vacío, el espanto de la nada, entiendo la política como un arte eminente, el más complejo y apasionante de todos, eso me provoca intelectualmente, me calienta. Mis talentos, tanto como cineasta como escritor, los pongo al servicio de esos fines, de onda… no espero nada a cambio, eso me hace inmensamente libre.///PACO