Moyano x Moyano

Ayer, después de mucho tiempo, Hugo Moyano reapareció en los medios y le dio una entrevista de una hora a Chiche Gelblung en Crónica TV. Acá desglosamos las frases de uno de los dirigentes sindicales más importantes de la historia argentina.

Toda la vida me vi preso porque en la Dictadura me llevaron dos veces en cana y en el ’89 la Side me metió la droga. Nunca fui servil de los empresarios ni de los gobiernos.

Cuando llegamos a Independiente no habían ni apretado el botón del baño, era un desastre.

Me atacan porque no me arrodillo ante nadie, ante el único que me arrodillo es ante Dios.

Me dicen que coqueteé con el Gobierno. Si me toca coquetear coqueteo con una mujer, no con un gobierno.

El dirigente puede ser capaz, inteligente, pero si no tiene el apoyo de la gente no existe y a mí por suerte me apoya la gente de Camioneros. Pero el poder es de la gente, no mío. Yo lo administro.

Cuando él estuvo 8 años en la Ciudad y el Gobierno Nacional lo presionaba constantemente yo era “un amigo” de ellos porque cuando había un reclamo y se podía conseguir (ese reclamo) sin hacer problema, yo trataba de evitar los problemas. En esa época iba a todos lados, hasta a la casa de Macri. Pero claro, ahora son el poder y creen que se pueden llevar a todo el mundo por delante.

Cuando se tiene poder no se puede pisar a todo el mundo. Porque después cuando se pierde se arrastran como unas víboras. Y esto en los hombres que tenemos convicciones, eso no lo hacemos.

La situación no esta bien y muchos menos para los trabajadores. Lo que pasa es que quieren distraer poniendo a Moyano como si fuera el gran mal del país.

Cuando Argentina jugó contra Perú agarraron a un trapito y estuvieron tres días hablando de él en los medios. Al cuarto día aparece el paraíso fiscal con millones de dólares de Calcaterra o uno de esos y en los medios sale así de chiquito. Al pobre tipo que se quería ganar un mango cuidando al coche lo querían fusilar y de este otro no dijeron nada.

A toda esta gente le gustaría que los dirigentes gremiales vivieran debajo de la autopista. Ahora, si vivieran debajo de la autopista ya estarían diciendo: “Mirá, se agarró el mejor lugar debajo de la autopista”. Porque son así: desprecian a los laburantes.

Yo no voy a la prensa, hoy vine porque aprecio mucho a Crónica y Chiche Gelblung, pero no me gusta ser cholulo. Por eso me gané que no me quiera la prensa.

Yo no veo que tengan capacidad para poder salir de una crisis como la que vivimos. Los laburantes vamos a hacer el esfuerzo necesario para salir de la crisis pacíficamente, pero lo veo difícil porque no tienen capacidad.

Muchos critican a los laburantes, pero ¿quién fue el que peleó contra la Dictadura? Los laburantes fuimos. A ver si estos señores que hoy gobiernan pelearon alguna vez. Si eran socios, eran compinches.

Son vengativos. Pablo acompaña una marcha y al otro día hay un allanamiento en Independiente. Después el otro día no sé que dijo y lo mismo. Así siempre.

¿Evasión de qué? ¿Lavado dinero de qué? ¿Sabés lo que decía mi vieja que tiene 100 años y todavía vive? Me preguntaba: “Hijo, ¿qué es lavado de dinero?”. “Es gente que se roba plata, mamá”. “Ah, yo pensaba que es gente que se equivocaba y metía ropa con plata en el lavarropas”. Eso es lo que entendíamos en mi familia por lavar de dinero hace 25 años. Qué dinero voy a lavar yo. Sólo falta que la quieran acusar a mi vieja de algo.

La herencia que me dejó mi viejo es defender al laburante y la dignidad. A otro le dejaron Correo Argentino. Entonces, qué vienen a hablar.

El sanatorio que inauguramos el otro día es una belleza. No hay un lugar así en Argentina. La aparatología que tiene no hay en otro lado. Pero claro, como es de los laburantes no les interesa. No pueden aceptar que un tipo que haya salido de las filas del laburante haya hecho hoteles de primerísimo nivel en Córdoba, en Mar del Plata.

Hay una señora que hace 25 años que le venimos pagando el sueldo y que no ha hecho nada. Yo no le digo la hormiguita, le digo la cucaracha. Nunca hizo nada. Sólo denunciar.

Yo podría haberme jubilado como diputado de la provincia de Buenos Aires y nunca me jubilé. A mí me pagan el sueldo los camioneros. Entonces, esta señora que hace 25 años que vive cobrando del Gobierno, ¿qué autoridad tiene para hablar?

Yo ya estoy acostumbrado a esto. Cuando me pusieron la droga, cuando decían que tenía cuentas en suiza, cuando decían que tenía estancias en La Pampa. Todo mentira

A Cristina no la vi mas. Yo seguí mi camino, ella siguió el suyo.

Nosotros acompañamos a Néstor Kirchner. Al principio yo no tenía relación. Yo había apoyado a Rodríguez Saá. Pero lo que a mí más me gustó de Néstor kirchner fue cuando dijo que iba a derogar la Ley Banelco. Ahí empezó la relación. Y después avanzó con las discusiones paritarias.

No hubo discusión con Kirchner antes de su muerte. Si lo hubieran querido comprobar hubieran pasado la grabación que seguro la tienen.

Yo no compartía nada con el Pata Medina. Hasta hubo un enfrentamiento que todos recuerdan. Pero lo que está en la justicia, está en la justicia. Mejor ser artífice de tu propio destino y no instrumento de la ambición de nadie, decía el General. Pero no me gusta hablar de los que están presos.

Acá se equivocan cuando dicen que atacan a los dirigentes sindicales. Están atacando a los laburantes, a sus derechos.

A mi me pidieron diez veces que hablara a favor de la reforma laboral. Como nunca lo hice, empezaron los ataques. Pero no hablé y nunca lo voy a decir.

A ellos nunca les faltó nada y no se dan cuenta que la gente pasa necesidades. Se lo decía hace un tiempo a un diputado: “Lo que pasa es que la gente está pasando hambre”. “Eh, no exageres”. “¿Sabes qué pasa? Que vos creés que el hambre es cuando no desayunás por un motivo y eso no es hambre. Hambre es mucho tiempo de privarte de un montón de cosas. Y esa hambre no lo conocés. Por eso no te das cuenta.

Yo a Pablo lo puedo proponer en Camioneros pero la gente lo tiene que votar. Cuando Franco Macri lo quiso dejar a Mauricio fracasó. Él mismo dijo que fundió Sevel. En el sindicato es distinto porque se vota. Si el dirigente es malo el trabajador lo echa.

Facundo es mi hijo, cómo me va a caer. La farándula es un tema de él. También está Jerónimo, el más chiquito. Y está Huguito que es abogado. Y están mis hijas mujeres.

Perón lo definió muy claro: el sindicalismo es la columna vertebral del peronismo. Y cuando él estaba a la cabeza no había lugar a la discusión. Pero yo creo que también el sindicalismo puede llegar a ser la conducción del peronismo.

Ahora hay un debate interno en el peronismo aunque no esté a la luz.

Yo creo que no se puede discriminar a nadie (por Cristina). Los que cometieron errores tienen que tener presente esos errores para no volverlos a cometer.

Al no prestar atención a los reclamos, al llevar adelante estas políticas, parece que tuvieran desprecio por la gente.

No me acuerdo cuándo fue la última vez que hablé con macri. Hará dos meses.

Tenía relación al principio con Macri. Durante esos ochos años cuando estaba en disputa con el Gobierno Nacional. Hay organismos que dependen de la Ciudad o de la Provincia como el Ceamse. Y entonces ahí tenía que mediar porque tenía un pequeño grado de dependencia con nosotros.

Cuando veo la ciudad limpia me da satisfacción porque son los muchachos nuestros los que están limpiando.

Una vez le dije a macri: mirá, a mi me parece bien que destaqués como ciudadano ilustre a un deportista, a un hombre de la cultura, pero acordate de los laburantes también porque el laburante mientras la ciudad duerme o se divierte está trabajando para que al día siguiente la ciudad parezca limpia. Y fue ahí que el gobierno de Macri les dio un reconocimiento por antigüedad, un pergamino (a los trabajadores del Ceamse).

Si he cometido algo, y no creo que sea así porque sé lo que hago y lo que no hago, pero si he cometido algo y voy preso, lo único que pido es que esté al lado de la celda del padre de Macri.

Si le pegan a Pablo me pegan a mí.

Cuando fue el día del trabajor de recolección juntamos a 15 barrenderos para que fueron a verlo al Papa. Esa gente no se olvida más de eso. ¿por qué una persona humilde no puede ir a Italia a conocer al Papa?

Cuando yo dije frente a la ex presidenta y algunas cercanos a ella me dijeron que no le había gustado mucho: “Como decía el histórico líder de Estados Unidos, Martin Luther King ‘yo tengo un sueño…'”. Yo también tengo un sueño y es que el día de mañana, y ojalá mi generación lo vea, en Balcarce 50 haya un laburante.

Los laburantes no hemos vivido las crisis; los laburantes hemos sufrido las crisis.

El padre del ministro del trabajo estaba en el Jockey Club. Y ahí no va cualquiera, va gente “que tiene nivel”. y lo peor que le puede pasar a una persona es renunciar a su clase. Yo jamás renunciaría a la clase trabajadora, tenga lo que tenga.

No soy amigo ni enemigo de Daer. Soy ni. Pero, ¿de cuál Daer me están hablando?

La reforma que quieren implementar no creo que tenga muchos beneficios para los trabajadores porque sino se discutiría, la mandarían al congreso y la votarían todos. Evidentemente algo están ocultando.///PACO