Medios


Halt and Catch Fire el periodismo


“‘Halt and Catch Fire'(En ingeniería informática conocido por el mnemónico HCF) es un eufemismo en referencia a una instrucción de código de computadora que provoca que se detenga el funcionamiento del CPU, requiriéndose en general que se reinicie la máquina”
.

Halt and Catch Fire es el nombre de la serie creada por Christopher Cantwell y Christopher C. Rogers, que se transmite por AMC (lleva dos temporadas), y está ambientada en el Silicon Prairie de Texas, en 1983. ¿Es una serie para nerds? Probablemente; pero sobre todo es una serie sobre la disrupción.

Halt and Catch Fire es interesante porque funciona como disparador para pensar momentos claves de la historia, choques de paradigmas, cosmovisiones diferentes de cómo ir hacia adelante. No hace falta ser ingeniero electrónico o escribir codigo para entender la dinámica social que se puede dar en la industria tecnológica.

Toby Huss as John Bosworth and Lee Pace as Joe MacMillan - Halt and Catch Fire _ Season 1, Gallery - Photo Credit: James Minchin III/AMC

Toby Huss as John Bosworth and Lee Pace as Joe MacMillan – Halt and Catch Fire _ Season 1, Gallery – Photo Credit: James Minchin III/AMC

La vieja embarazada, otra vez

La metáfora es conocida, incluso redundante en mis notas, como Moneyball (si no la viste, mirala, te vuela la cabeza), pero la vieja embarazada de Rabelais es una representación tan hermosa y agobiante como el estado de excepción de Agamben. El estado de excepción es “ese momento del derecho en el que se suspende el derecho, precisamente para garantizar su continuidad, e inclusive su existencia”. ¿Es posible llevar este escenario a distintos medio ambientes en el que trabajamos de forma cotidiana? Yo diría que sí.

Cuando te empezás a obsesionar con Halt and Catch Fire no lo hacés por los lenguajes de programación que maneja el guión de la serie o las referencias al mundo de las empresas que peleaban por la vanguardia de la tecnología a principios de los 80s, te enganchás por las cabezas que piensan 25 años adelantadas. Te obsesionás con la serie por la tensión que logra entre los que -al estilo Kevin Costner en Waterworld- evolucionan intelectualmente antes y lo que se aferran a lo viejo conocido como última salvación. Sin dudas, podríamos decir, en esa dialéctica entra todo.

hcf_ww

“Guerra civil legal” en el periodismo

Esa “guerra civil legal” entre pensamientos que disputan instituir un espacio es apasionante. En el periodismo la vemos de forma cada día más fuerte. Sitios como #Paco, Panamá, El Meme, El gato y la caja e, incluso, Velociraptors (que tiene un correlato en papel) irrumpieron como una nueva forma de interpelar al lector. Nacidas de la articulación política de lo que en principio fueron los blogs y, luego, las redes sociales, estas revistas digitales que mencionamos (surgidas 100% en la web) llegan primero para disputar el sentido de cómo debe ser el periodismo, para luego disputar el sentido del dinero.

agamben

Acá es donde -en Argentina- se las excluye, se las niega. Se las considera “rebeldes”, “irresponsables”, “infantiles” o “demasiado intelectuales”, entre otras calificaciones. El periodismo de pensamiento analógico plantea que hay una especie de estado de excepción en el modelo de negocios que, sin embargo, funda. ¿Qué significa esto? Los medios -siempre a nivel local- que aceptaron en última instancia la digitalización del periodismo plantean que el periodismo digital no es viable económicamente, manteniendo así la repartija publicitaria clásica. Sin embargo, en esa operación intenta fundar ese modelo de negocios.

En este movimiento se busca que el dinero de publicidad privada que podía volcarse al medioambiente digital autóctono finalice en una viabilidad fundada por los mismos que aseguraban que no era viable. En definitiva, ¿Por qué Personal, LAN o Quilmes no ponen pauta en publicaciones digitales de nicho con un público claramente segmentado?

¿Por qué vemos miles de pesos desperdiciados de pauta publicitaria en revistas sin lectores y a ninguna marca prestigiosas en publicaciones digitales con una fuerte presencia en la web? Lamentablemente todavía no tenemos la respuesta, lo que sí tenemos claro es que cuando vean Halt and Catch Fire van a descubrir que los Joe MacMillan, los Gordon y Donna Clark y, especialmente, las Cameron Howe, son los personajes más interesantes de la historia.///PACO