La estilista más conocida de las celebrities de Hollywood, Rachel Zoe, ha llorado en su reality show al enterarse de que iba a ser mamá de un varón. Lo volvió a hacer al enterarse de que su segundo hijo era nuevamente un varón: “no voy a poder vestirla como una muñequita”, decía a su asistente mientras este intentaba convencerla de la bendición que era la llegada de un hijo.

Actualmente se pueden ver a los hijos de Zoe caminar por las calles de Beverly Hills con verdaderos outfits de niños fashionistas, dignos de su madre: enteritos, sandalias, sombreros panamá y el cabello largo.

La que no reniega de sus hijos varones, sino más bien todo lo contrario es la glamorosísima Gwen Stefani.  Hizo de los looks de sus hijos Kingston, Zuma y Apollo su marca registrada, lo que le permitió lanzar una línea de ropa infantil que fue un éxito de ventas.  “Siempre quise hacer una línea de ropa para niños, cool e inspirada en la ropa que uno encuentra en Japón. Harajuku Mini es un sueño hecho realidad. Toda la idea se trata de ser creativo, expresar tu propia individualidad y divertirte mientras te vistes. Me dieron completa libertad para hacer lo que yo quisiera y salir un poco de lo común” dijo Stefani sobre su trabajo. Obviamente, no falta ocasión de ver a los hijos de Gwen camino a la escuela o en algún aeropuerto luciendo los diseños exclusivos de su rocker mom.

suri tacos
Entre las polémicas mini celebrities de Hollywood, una de las más controvertidas es Suri Cruise, la hija de Tom y Katie Holmes. Desde los 3 ó 4 años camina por las calles de New York subida a zapatos de taco alto talle 32, acompañada por varios guardaespaldas. Suri suele encabezar los rankings de los niños mejores vestidos, inspirando a las nenas de todo el mundo que mueren por copiar su street style. Un visionario en ese sentido es el futbolista David Beckham, conocido por su adicción a la moda. Padre de tres varones y una nena, David lanzó a principios de este año una colección exclusiva para chicos junto a la conocidísima marca H&M, con el objetivo de llevar la moda de los ricos y famosos a la calle, con precios accesibles. A Beckham se lo puede ver en el front row de los desfiles más importantes de cualquier semana de la moda junto a su fashionista esposa, Victoria. Su segundo hijo, Romeo, se convirtió con solo diez años en la cara de la marca de indumentaria Burberry. El backstage de la campaña circuló por las revistas más conocidas; allí se lo vio posando como todo un señorito inglés en un trench color beige, ante la cámara exigente del fotógrafo más prestigioso del mundo de la moda, Mario Testino.

shiloh pitt
Si no lanzan una línea propia, los diseñadores más populares pagan a las actrices y cantantes para que sus hijos luzcan sus prendas. El diseñador Alexander Wang fue un paso más allá: hizo de su sobrina Alia una baby celeb, a la que lleva a sus desfiles enfundada en sus propios diseños. La hemos podido ver con abrigos de piel y carteras estilo Chanel desde que era un bebé.

Vestida siempre de negro, Alia ya tiene en Facebook un club de fans con más de 4.000 seguidores y apenas tiene cinco años.Cuando uno tiene pocos meses de vida es difícil que pueda resistirse, por ejemplo, a salir en la tapa de Vogue, como le pasó a North West, la bebita de Kim Kardashian y Kanye West. En su cuenta de Instagram, Kim subió fotos de todos los regalos navideños que recibió North el pasado diciembre en donde se encontraban zapatitos de diseñadores, mini carteritas y vestidos con un valor de más de cuatro cifras. ¿Too much pression, baby North?

rachel zoe
En la extensa familia que formó Angelina Jolie con Brad Pitt podemos encontrar un rara avis de este mundillo de niños adultizados. Shiloh Pitt nació hace ocho años y desde que camina decidió vestirse como varón. Sus padres no se alarman por su decisión, de hecho Angelina contó que a su edad hizo lo mismo. Lo cierto es que Shiloh sigue creciendo y los vestidos siguen sin atraerle. ¿Hay gesto moderno más revolucionario que ser la heredera del clan (y los genes) Jolie-Pitt y ningunearlos?

Claro que no debe ser fácil vivir rodeado de paparazzis en la tierna primera infancia. Ir a la escuela de la mano de un guardaespaldas o que tu mamá se ausente semanas enteras para filmar una película en otra ciudad, como afirmó Gwyneth Paltrow en una reciente entrevista con el canal E! Entertainment: “Cuando estás filmando una película, es como “tenemos que viajar a Wisconsin por dos semanas”, y después tenés que trabajar 14 horas por día, y en parte eso es muy difícil. Creo que tener un trabajo normaI y ser mamá no es… por supuesto que hay desafíos, pero no es como estar en el set”.

gwyneth
En “Claus y Lucas”, la escritora Agota Kristof relata la vida de dos hermanos gemelos durante la Segunda Guerra Mundial, cuando tienen que quedarse al cuidado de una abuela perversa que los hace trabajar para ganarse el plato de comida y vende su ropa de abrigo y sus medias, las únicas posesiones que tienen para pasar el crudo invierno. Los niños diseñan un plan para soportar la crueldad que les toca vivir y se exponen deliberadamente a la violencia, al frío y al hambre para aprender a soportarlo. De esta manera, Claus y Lucas aprenden a vivir en un mundo donde los niños no son diferentes de los adultos y empiezan a comportarse a temprana edad como verdaderos hombres. El contexto los exige y ellos responden, con las reglas del juego que les son impuestas, porque en la guerra no hay edad para matar, para robar, para violar; en la guerra hay que sobrevivir.

¿Cómo crecerán estos pequeños objetivados como mercaderías en una vidriera, que viven al cuidado de niñeras con masters en Harvard y juegan en patios de pasto hecho de neumáticos, porque sus madres no se permitirían jamás dañar al planeta? ¿Cómo serán estos niñitos adultizados de Hollywood en los próximos años, cuándo tengan el mundo a sus pies y miles de personas dispuestas a cumplir sus más caprichosos deseos? En el mejor de los casos, tomarán la herencia y duplicarán las ganancias de sus padres con sus líneas de ropa o de cosméticos. Se convertirán en actores, modelos y estrellas de rock, y se acostumbrarán a ser hijos de. Y en el peor, se estrellarán borrachos contra un guarda raíl volviendo de una fiesta, conduciendo el auto que les regalaron para su último cumpleaños, sin tiempo suficiente para resolver sus mommy issues en terapia////PACO